Preguntas frecuentes

89126-point-symmetry-icons-wallpaper-que
89126-point-symmetry-icons-wallpaper-que

¿Para qué necesita España una Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia?


La democracia es el mejor sistema político que existe, pero tiene sus carencias. La tendencia al cortoplacismo, dictada en parte por la superposición de ciclos electorales, es una de ellas. Para mitigarla, varios países de nuestro entorno (por ejemplo, Alemania, Canadá, Finlandia, Francia, Estados Unidos, Países Bajos, Suecia o Reino Unido) se han dotado de unidades de prospectiva estratégica (strategic foresight, en inglés), como también lo han hecho multitud de organismos internacionales (la Comisión Europea, la OCDE, y la OTAN, entre ellos). La experiencia atesorada en estos países y organismos y la literatura disponible sugieren que las oficinas de prospectiva son una pieza clave en el entramado institucional de cualquier Estado, ya que:

  • Ayuda a anticipar riesgos y oportunidades que a menudo resultan poco visibles en el presente más inmediato, lo que a su vez permite ganar tiempo y responder de manera proactiva (y no reactiva) a ellos.
  • Contribuye a establecer prioridades.
  • Abre la mente a nuevas posibilidades.
  • Visibiliza los costes de la inacción.
  • Permite diseñar políticas más resilientes.
  • Ayuda a atenuar discrepancias, acercar posturas y construir acuerdos.

En resumen: la prospectiva estratégica acarrea grandes ventajas, de ahí que sea ampliamente usada por los gobiernos, las empresas, y las organizaciones internacionales más avanzados del mundo. No sirve para adivinar el futuro, pero sí ayuda a afrontarlo, promoviendo una conversación informada y constructiva sobre los temas cruciales que marcarán el porvenir de un país y sus habitantes en el medio y largo plazo. En ese sentido, que España cuente con una Oficina de Prospectiva y Estrategia es, a nuestro modo de ver, una buena noticia para todos.




¿Quién integra la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia?


La Oficina está integrada por un equipo joven y multidisciplinar de investigadores licenciados y/o doctorados en las siguientes disciplinas: economía, historia, sociología, derecho y ciencias ambientales.




¿Colabora la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia con alguna otra institución pública?


Sí, la Oficina consulta y trabaja a menudo con varias instituciones de la Administración General del Estado y colabora también con organismos internacionales como la Comisión Europea o la OCDE.




¿Quiénes son los expertos y expertas que han trabajado hasta ahora con la Oficina?


El grupo de expertos y expertas que hasta ahora ha trabajado con la Oficina se compone, en su mayor parte, de académicos de universidades españolas y extranjeras, aunque también hay analistas de think tanks, ONGs e instituciones como la AIRef, el Banco de España, la Comisión Europea o la OCDE.

Para su selección, se han empleado dos criterios: el mérito (todos cuentan con un track de publicaciones de reconocido prestigio y/o una dilatada experiencia laboral en los asuntos tratados) y la pluralidad (los miembros tienen edades, géneros, procedencias geográficas, disciplinas académicas y sensibilidades políticas diversas).




¿Cuánto han cobrado los expertos y expertas?


Nada. Todos los expertos y expertas que han colaborado con la Oficina hasta ahora lo han hecho ad honorem, sin ningún tipo de remuneración económica. Las instituciones que participarán en el Diálogo Nacional también lo harán de forma altruista y no serán retribuidas.




¿Qué relación existe entre España 2050 y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia?


España 2050 y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia son dos ejercicios distintos e independientes que comparten, no obstante, un propósito común (impulsar la prosperidad económica y el bienestar social de España) y, por ello, han dialogado intensamente durante su elaboración paralela.

A la hora de diseñar el Plan de Recuperación se han tenido muy presentes los diagnósticos y las ideas generadas por los expertos en el marco de España 2050, recogidas en los Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo. De igual modo, estos han tenido en cuenta las líneas de actuación y de financiación del NextGenerationEU y del Plan de Recuperación. Existe, por tanto, coherencia y afinidad entre ambos ejercicios aunque también hay diferencias notables en sus objetivos, horizontes temporales, contenidos y metodologías de trabajo:

  • Objetivos. El Plan de Recuperación es un plan de inversiones y reformas concretas y calendarizadas destinadas a recuperar la senda de crecimiento económico anterior a la pandemia y a crear un modelo productivo más moderno, justo y sostenible. España 2050, por el contrario, proporciona un análisis estratégico de las oportunidades y los desafíos a los que se enfrentará España durante las próximas tres décadas y sugiere una serie de medidas y objetivos comunes para cohesionar y guiar la toma de decisiones en el largo plazo.
  • Horizonte temporal. El Plan de Recuperación se centra en el periodo 2021 – 2023, mientras que España 2050 se centra en el periodo 2023 – 2050.
  • Naturaleza del contenido. El Plan de Recuperación presenta medidas específicas e inmediatas. España 2050 proporciona, más bien, un marco de análisis para articular la conversación futura con propuestas abiertas y grandes líneas de actuación.
  • Autoría. El Plan de Recuperación ha sido elaborado por el Gobierno de España en consulta con el resto de administraciones y los principales actores sociales y negociado con la Comisión Europea. Los Fundamentos y propuestas de España 2050 han sido elaborados por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia y un grupo de expertos independientes, con el apoyo de la AIReF, el Banco de España, y el Joint Research Centre de la Comisión Europea.




¿Qué relación existe entre España 2050 y la Agenda 2030?


La Agenda 2030 y España 2050 son dos estrategias de largo plazo afines y complementarias.

España 2050 tiene en la Agenda 2030 a uno de sus principales refentes intelectuales. Ambas postulan una visión compartida sobre lo que debería ser el futuro de la humanidad, anclada en principios como la igualdad, la justicia social y la sostenibilidad medioambiental, y presentan multitud de diagnósticos y objetivos compartidos.

Existen, no obstante, algunas diferencias entre ellas, derivadas de:

  • El horizonte cronológico. La Agenda fue firmada en 2015 y llega hasta el año 2030, mientras que España 2050 se presentó en 2021 y se proyecta hasta mediados de siglo.
  • Marco geográfico. La Agenda nace y se configura desde una perspectiva global, mientras que España 2050 tiene un enfoque eminentemente europeo y nacional.
  • Grado de concreción. La Agenda 2030 recoge 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas que, aunque muy acertados, fueron diseñados para acomodarse a las realidades de 193 países, por lo que no siempre se adaptan a la realidad española. España 2050 recoge 50 objetivos cuantitativos concretos, diseñados ex profeso para la realidad de España que, además de los ODS, tienen en cuenta también las directivas y acuerdos comunitarios y las trayectorias de convergencia con los estados más avanzados de la UE.
  • Contenidos. La Agenda 2030 hace especial hincapié en la sostenibilidad medioambiental y en cuestiones sociales como la igualdad, la salud, el trabajo digno, la justicia, los derechos humanos y la paz. España 2050 también aborda estos asuntos, pero explora además cuestiones relacionadas con el tejido productivo de nuestro país, el capital humano, la vertebración territorial, el mercado laboral y los retos y oportunidades que plantearán megatendencias como la digitalización o el envejecimiento demográfico a nuestra economía y a nuestro estado de bienestar.

Como se puede ver, estas diferencias no son discordantes y hacen que la Agenda 2030 y España 2050 sean dos estrategias que, lejos de competir, se complementan y refuerzan entre sí.




¿Quién podrá participar en el Diálogo Nacional?


España 2050 quiere ser un ejercicio de pensamiento colectivo, plural y abierto a todas las instituciones y personas de nuestro país. De momento, ya han confirmado su participación un centenar de entidades, entre las que se encuentran varias Administraciones públicas, empresas, patronales, sindicatos, universidades, think tanks, fundaciones, ONGs, y asociaciones de diverso tipo. Si representas a una institución interesada en participar, escríbenos un mail a espana2050@presidencia.gob.es y te responderemos lo antes posible.




¿Por qué hay un 0 de más en el logotipo de España 2050?


Este cero adicional es un guiño que pretende recordarnos el mucho tiempo que nos queda como especie. Los sapiens surgimos hace unos 300.000 años y nada impide creer que podamos seguir existiendo al menos otros 300.000 años más, si hacemos las cosas bien. Manejar fechas de cinco dígitos en lugar de cuatro es una forma de hacernos pensar en los muchos billones de personas que vivirán en este planeta después de nosotros y en la responsabilidad que tenemos para con ellas.